Larnas, ¡el destino de vacaciones ideal!

Desconexión, naturaleza y aire libre: he ahí en esencia lo que le ofrece Larnas, un coqueto pueblo encaramado en un peñasco. Tanto para una visita de una hora como un día entero, unas vacaciones en familia o entre amigos, Larnas le invita a hacer un paréntesis tranquilo para desconectar de la rutina. Baje el ritmo, respire hondo y viva el presente.

Un camping Sandaya en Ardèche, ¿qué ofrece? Para empezar, un entorno natural preservado que se presta a la desconexión y la relajación. Añada a continuación servicios concebidos para ofrecer lo mejorcito del camping: espacio acuático climatizado, spa, acceso directo al río, clubes infantiles gratuitos, actividades deportivas durante el día y veladas endiabladas por la noche ¡y ya tiene usted la receta para elaborar una estancia perfecta made in Sandaya!

Camping Larnas, ¡reserve su estancia!

Villeneuve-lès-Avignon | Languedoc-Rosellón
Disponible del al
Disponible en otras fechas
Reserva no disponible
Camping cerrado en esas fechas
Apertura de las reservas próximamente
A partir de
para noche para noches
noche(s) gratuita(s)
¡Nuevo!
Sampzon | Auvernia-Ródano-Alpes
Disponible del al
Disponible en otras fechas
Reserva no disponible
Camping cerrado en esas fechas
Apertura de las reservas próximamente
A partir de
para noche para noches
noche(s) gratuita(s)
Descubra también

Visite Larnas en familia

Es de sobra conocido que el departamento de Ardèche es un paraíso para las actividades en familia. Lúdicas, deportivas o gastronómicas, le aguardan aquí actividades de lo más variadas. Ahora bien, si hay una que no puede perderse ni por asomo esa es sin duda la visita a la cueva de Chauvet 2. Este paraje, declarado Patrimonio por la UNESCO, es la réplica fiel de la cueva original, donde hay pinturas rupestres de casi 36.000 años de antigüedad. Este apasionante viaje por el pasado les volverá locos a sus pequeños historiadores. 

En la frontera entre Ardèche y Drome, en Pierrelatte, encontramos la Ferme aux crocodiles (Granja de los Cocodrillos), el destino perfecto para una excursión en familia. Como su propio nombre indica, este parque de animales alberga numerosos cocodrilos, ¡y mucho más! Una bonita combinación de aves, tortugas, serpientes y lagartos completa la estampa. ¡A sus pequeños campistas les encantará ver a los animales tan de cerca! 

Visite Larnas en pareja

El programa de las vacaciones de los amantes de la naturaleza ha de incluir, sí o sí, un descenso en canoa por las gargantas del Ardèche. Déjese cautivar, como tantos otros antes de usted, por la espectacular belleza de este paraje natural único durante un paseo romántico por el agua. El punto álgido de su paseo será el paso bajo el Pont d’Arc, otro paraje natural emblemático que será el decorado perfecto para un selfie en pareja. 

A semejanza de Ardèche, Larnas atesora un terruño rico donde se cultivan productos que desprenden el agradable perfume del sur: lavanda, almendros y vides. He aquí una actividad perfecta para hacer en pareja: descubrir los secretos de la elaboración de sus excepcionales productos. Y, la buena noticia es que podrá llevarse un recuerdo perfumado de su visita en su maleta.  

Camping Larnas: nuestros consejos para una estancia redonda

Ardèche es, desde hace ya siglos, una tierra de tradición vitícola. Tanto si es un enólogo amateur como veterano, se impone una visita a una bodega seguida de una cata. Recuerde, eso sí, ¡consumir el néctar de los dioses con moderación!

Si le gustan las flores no deje de visitar “L’iriseraie”, cerca de la aldea de Valgayette, donde se cultivan 2.500 variedades de iris. Visítelo en mayo durante la floración para ver un estallido de colores en toda regla.

Anidada entre prados y campos de lavanda, la iglesia de Saint-Pierre es un tesoro romano del siglo XII que fascinará a los amantes del patrimonio y los monumentos históricos.

Cálcese sus zapatillas de andar y recorra el sendero de la ermita de Sainte-Beaume para dar un bonito paseo por las gargantas de Sainte-Beaume.

¿Necesita evadirse? ¡Inspírese en los campings Sandaya!