COVID-19: actualización de su estancia

8 buenas razones para ir a la montaña en verano

¡Olvídese del esquí y piense en la naturaleza en estado puro! Cuando se despoja de su manto blanco, la montaña nos descubre su otra cara con el regreso de los días hermosos: lagos de color turquesa, valles rebosantes de verdor, ríos llenos de energía... Un sinfín de paisajes que se prestan al disfrute al aire libre y a la desconexión. ¿Preparados para conquistar las cumbres en un camping Sandaya? ¡Descubra nuestras 8 mejores razones para pasar sus vacaciones en la montaña!

1

Para disfrutar de un marco natural en el que recargar energías

La montaña en verano es sinónimo de grandes valles atravesados por sonoros arroyos, montes verdes salpicados de bosques, lagos de montaña de resplandecientes reflejos... La naturaleza se abre ante nosotros en estado puro, sin rastro de urbanización y así es como debe ser: ¡qué bien sienta romper con la rutina! Ante semejante panorama, uno siente que le crecen las alas y solo tiene un anhelo: conquistar las cumbres.

2

Para descubrir un sinfín de deportes de altura

En tierra, bajo el agua o por el aire, la montaña ofrece una enorme variedad de posibilidades para conquistar los grandes espacios mientras nos iniciamos en la práctica de deportes en plena naturaleza. ¿No tiene miedo a las alturas? Anímese a volar en parapente desde las cumbres y disfrute del paisaje desde una perspectiva excepcional. ¿Viaja en familia? Los más pequeños se presentarán voluntarios para aprender a navegar en canoa por agua dulce, mientras que los mayores podrán probar el barranquismo o el rafting.

3

Para conjugar color y frescor

Aunque la montaña nos atrae sobre todo por el aire fresco que nos regala durante el verano, lo cierto es que los días pueden ser igual de soleados que a orillas del mar. Prueba de ello son la variedad de actividades náuticas que ofrecen los lagos de montaña, donde no faltarán voluntarios para el baño. Además, gracias a las playas acondicionadas podrá poner a punto su bronceado veraniego. En definitiva, los días aportan un maravilloso calor y las noches nos dan un agradable frescor: ¡el equilibrio perfecto!

4

Para disfrutar de agradables encuentros en el camino

Sin duda, la actividad que no debe faltar en la montaña es el senderismo. Qué mejor ocasión para contemplar la belleza de los paisajes, respirar grandes bocanadas de aire puro...y disfrutar de agradables encuentros en el camino. Y es que la montaña también es el hogar de cabras montesas, águilas y marmotas. Nuestro consejo para aumentar las posibilidades de cruzarse con estas últimas: haga rutas entre los 1000 y los 3000 metros de altitud, porque esa es la altura a la que suelen atravesar su territorio durante el verano.

5

Para deleitar su paladar

Aunque la montaña debe gran parte de su fama a las fondues y las raclettes invernales, lo cierto es que se pueden disfrutar todo el año. Este terruño único propicia que surjan sabores difíciles de encontrar en otros lugares: verduras silvestres, helados artesanos, licores e infusiones de plantas aromáticas, quesos y productos de charcutería con denominación de origen... ¡Toda una nueva gama de exquisiteces que la montaña nos invita a descubrir para que desconectemos hasta con las comidas

6

Para hacer fotos espectaculares

¡Si hablamos de vacaciones en las alturas, hablamos de paisajes grandiosos! Desde la cumbre de las montañas francesas disfrutará de unas vistas privilegiadas para capturar la belleza de los paisajes. Una vertiginosa cascada por allí, un valle florido por allá, un campanario allá abajo dominando una aldea... En la montaña el paisaje habla por sí solo y no hace falta ser un gran fotógrafo para tomar instantáneas que nos dejen sin respiración.

7

Para tener el presupuesto bajo control

Una de las ventajas de ir a la montaña es que, sin duda, la perspectiva de gastos en las vacaciones es menor. Además de disfrutar de grandes dosis de tranquilidad, con menor afluencia turística que a orillas del mar en verano, tenemos la garantía de que los precios serán más bajos que en las vacaciones en la playa. Esto convierte a la montaña en el destino ideal para tener controlado el presupuesto sin dejar de disfrutar de un entorno excepcional.

8

¡Para disfrutar de unas vacaciones Sandaya!

Una de las cosas que hacen que nuestras vacaciones sean más placenteras es la calidad con la que nos reciben. Y para hacer las delicias de grandes y pequeños, enamorados de la naturaleza y amantes de las vacaciones a todo confort, nuestros campings en la montaña han pensado en todo. Situados en entornos naturales para poder aprovechar al máximo la belleza de cada enclave, se podrá alojar en un cottage totalmente equipado, en una auténtica parcela al aire libre o en un alojamiento insólito para darle un toque de fantasía a sus vacaciones. Abiertos todo el verano, todos nuestros campings cuentan con un parque acuático con piscinas y juegos para los niños, terrenos deportivos y animaciones gratuitas. ¡El éxito de las vacaciones está garantizado!

La continuación, en imágenes:

Ver las fotos

Déjese inspirar...

¡Nuevo!
Murol | Auvernia-Ródano-Alpes
Disponible del al
Disponible en otras fechas
Reserva no disponible
Camping cerrado en esas fechas
A partir de
para noche para noches
noche(s) gratuita(s)
Tellin | Valonia
Disponible del al
Disponible en otras fechas
Reserva no disponible
Camping cerrado en esas fechas
A partir de
para noche para noches
noche(s) gratuita(s)
Castellane | Provenza-Alpes-Costa Azul
Disponible del al
Disponible en otras fechas
Reserva no disponible
Camping cerrado en esas fechas
A partir de
para noche para noches
noche(s) gratuita(s)
¿Necesita evadirse? ¡Inspírese en los campings Sandaya!