La Alta Córcega, ¡el destino de vacaciones ideal!

La Alta Córcega es bastante distinta de la vecina Córcega del Sur. Es una atractiva mezcla de montaña, pinares y playas cuyos preciosos paisajes irá descubriendo durante sus escapadas. Paseos por el bosque, dolce far niente en la playa o visitas al patrimonio corso: tanto pequeños como grandes disfrutarán a tope. 

Su lugar de vacaciones Sandaya, enclavado en el corazón de una vegetación de eucaliptos y enebros, le ofrece una estancia centrada en la relajación. Después de una buena noche de sueño en la tienda o la mobile-home a todo confort, no será fácil elegir: opte por un rato de dolce far niente en la playa o el parque acuático mientras los peques se lo pasan bomba con sus amigos en los clubes infantiles. Al final del día, comparta un momento en familia en el restaurante o en la terraza de su cottage. ¡Pura magia! 

Descubra también

Visite la Alta Córcega en familia

La Alta Córcega es ideal para los más pequeños. A nivel de actividades, podrán gastar toda su energía haciendo senderismo o practicando rafting o barranquismo. En cuanto a visitas, siga la ruta de los artesanos que une los pueblos más bonitos de la zona o bordee la costa en barco con ellos. ¿A que les brillan los ojos?

Descubra la isla también saboreando. Despierte su paladar con los sabores de los productos locales: embutidos, quesos, mariscos o delicias dulces. Sus pequeños golosos se chuparán los dedos.

Visite la Alta Córcega en pareja

En la Alta Córcega flota un aire de romanticismo debido sin ninguna duda a sus abrumadores paisajes naturales. Cada rincón de Córcega invita a la contemplación con nuestro ser querido y todas las parejas arrullarán de felicidad. Los tórtolos enólogos pueden seguir la ruta de los vinos de Patrimonio para descubrir los viñedos corsos, mientras que los aficionados a la naturaleza podrán practicar sus actividades favoritas. ¡Senderismo, kayak, buceo: explore la Alta Córcega desde la tierra o el mar! Finalmente, si para usted romanticismo equivale a extensas playas de arena fina, no se pierda un paseo por las playas de Lodo o Saleccia con los pies en el agua. Y para más romanticismo espere la puesta del sol que encenderá el cielo … ¡y sus corazones!

Camping Alta Córcega: nuestros consejos para una estancia redonda

Aviso para los senderistas experimentados: salga a la conquista del Monte Cinto con sus 2.706 metros de altura para un panorama impresionante de la Alta Córcega.

Pase una jornada con sus hijos en el Corsica Zoo cuyas 8 hectáreas están pobladas por canguros, llamas, camellos y demás especies salvajes y domésticas.

La artesanía corsa merece su atención: cerámica, cuchillos o joyas, no le resultará difícil encontrar recuerdos auténticos Made en Córcega para llenar la maleta.

Para merendar, déjese seducir por un crepe de harina de castaña untado de mermelada de higos. ¡Una delicia!