Découvrir la costa brava avec les campings Sandaya

Costa Brava

Descubre la Costa Brava

Vive un momento único entre tierra y mar.

Desde la altura de los Pirineos hasta las playas de Tarragona, la Costa Brava se extiende por más de 250 kilómetros que mezclan calas, puertos de pesca, pueblos costeros y grandes ciudades modernas como Barcelona. Esta costa soleada, orgullosa de su biodiversidad, agasaja por sus playas inmensas, pero también por sus pequeñas calas tranquilas. Por lo que respecta al interior, salga a pasear por los senderos arbolados de uno de sus parques naturales y respire a pleno pulmón. Es tiempo de irse de vacaciones. En el programa: playas, visitas históricas y ambiente mediterráneo.

 

Conocida por sus costas escarpadas con sus bellas calas, pero también por sus fantásticas playas de arena fina, la Costa Brava forma parte de las costas más bellas del Mediterráneo. Numerosos pueblecitos de pescadores jalonan la región como, en particular, Cadaqués, Rosas, Begur, Aiguafreda... Su proximidad al mar los convierte en un paraíso para los deportes náuticos, con más de 30 centros de submarinismo, escuelas de vela, paseos en barco por las islas Medes: ¡hay para todos los gustos!
Bordeada por el mar, la región disfruta de un clima mediterráneo agradable con veranos cálidos e inviernos suaves. Numerosos eventos estivales permiten sumergirse en el ambiente local al tiempo que se visitan pueblos históricos como Pals o Begur. Desde estas ciudades medievales usted podrá vislumbrar magníficas vistas de los Pirineos y de toda la costa.

La Costa Brava también es lugar de cita para gourmets. Descubra sus vinos y sus productos locales acompañados de tapas de "pan tumaca" con queso y embutidos ibéricos. La visita a numerosos pequeños puertos de pesca permite degustar sabrosos pescados, platos de marisco, cangrejo o langostinos.

Una visita imprescindible es el Parque Natural del Cabo de Creus y la naturaleza salvaje que allí se mantiene preservada. Salga a dar maravillosos paseos por la Sierra de la Albera con un importante patrimonio cultural y una vegetación muy diversificada. El macizo de las Gavarras, así como el jardín botánico de Blanes atraerán a los amantes de la naturaleza.